Zumo refrescante de verano: Smoothie de piña y jengibre fresco

Era cuando estuve en Ghana hace 2 años, frente a unas plantaciones de piña propiedad de una empresa de comercio justo, que me ofrecieron por primera vez un zumo recién exprimido de piña fresca con jengibre fresco con un gusto exquisito. Me sorprendió como me pirró, porque yo nunca he sido mucho ni de piña ni de jengibre. Y allí es cuando me acordé que, como en todo, no hay nada como el sabor de los ingredientes frescos y locales, “cocinados” al momento, en comparación a la comida de lata, pre-preparada o de supermercado.

Cuando regresé a casa, en época de piña, os recomiendo mucho hacer este delicioso zumo que tanto refresca y tan bueno es para nuestra salud. El jengibre es afrodisíaco y tiene muchísimas propiedades curativas como ayudar a calmar las náuseas o a calmar dolores de garganta. La piña es depurativa. Los dos juntos, explosión de salud.

La flor de la piña – Plantaciones de piña en el norte de Bangladesh
La flor de la piña – Plantaciones de piña en el norte de Bangladesh
Preciosas plantaciones de piña en el norte de Bangladesh

Te recomiendo que compres una piña entera y la cortes tu en casa. No hay color en la diferencia de sabor si compras una piña entera en buen estado y la cortas tu en casa, a si compras los gajos ya cortados… Primero, ganarás mucho en sabor, al comprarla cerrada. Y segundo, en nutrientes, Porque las frutas y verduras, una vez abiertas o cortadas, empiezan a perder en velocidad exponencial sus minerales y nutrientes. Asi que cuanto antes se consuman una vez abiertas, mejor para ti.

Dificultad: fácil

Tiempo de elaboración: 5 minutos.

Receta sin horno y sin termomix.

Ingredientes para 2 vasos de zumo fresco de piña y jengibre:

  • Media piña
  • Medio dedo de jengibre

Necesitarás:

  • Un buen cuchillo para abrir la piña
  • Un rallador para rallar el jengibre
  • Una batidora (si es de vaso, mejor)

La simple receta 🙂

1.- Abrimos la piña. Yo la corto como un melón: Primero le quito el capuchón y luego la corto en gajos. De ahí, corta en trozos y quita la piel. Vierte en el vaso de la batidora.

2.- Pela el jengibre (para tener una idea de medida, yo utilizo el dedo gordo de la mano y para esta receta utilizo medio dedo de jengibre fresco), y rállalo con el rallador. Te recomiendo que lo ralles directamente de manera que caiga en el vaso de la batidora, porque al rallar el jengibre fresco también irá sacando su propia agua y te quedará de vicio en el zumito.

3.- Bate todo por 1 minuto o hasta que no te queden pedazos de la piña.

Te recomiendo añadir un par de hielos para servirlo bien fresco. ¡Verás que bien sienta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s