Receta pecado: Tarta bombón de chocolate negro con sorpresa de frambuesas frescas y base de avena crujiente (sin harina)

Tentador, ¿verdad? Verás cuando la pruebes… Ideal como postre para cena romántica, como postre para fiestas para sorprender a amigos, como tarta de cumpleaños para adultos amantes del chocolate negro, o para congelar en pedazitos individuales en forma cuadrada y tenerlo a mano para disfrutarlo como bombón para ti cuando te apetezca.

Dificultad: fácil

Receta sin termomix.

Tiempo de elaboración: 25 min + 20 min de horno + 1h de frigo

Ingredientes para una tarta de chocolate negro con frambuesas en base de avena crujiente para unas 6 a 8 porciones grandes:

  • 25 galletas de avena (para esta receta en concreto, he utilizado unas galletas de avena que encontré al chocolate, por eso se ven negras en la foto)
  • 250gr de chocolate negro (cacao mínimo 70%, yo utilizo y recomiendo cacao mínimo 85%)
  • 8cl de leche
  • 12gr de mantequilla para la tarta
  • 3 cucharadas soperas de mantequilla para la base de galletas
  • 20cl de nata líquida para cocinar
  • 2 huevos
  • 125 gr de frambuesas frescas
  • Opcional: mermelada de frambuesa o de frutos rojos como cobertura opcional a la tarta, en el momento de servirla

Necesitarás:

  • Un molde para la tarta (si es de silicona, mejor)
  • Si tienes un picador de hielo mejor, para triturar las galletas más facilmente
  • Un bol pequeño
  • Una cazuela mediana
  • Un bol grande
  • Una cuchara de madera
  • Varillas

La receta 🙂 :

1.- Precalienta el horno, calor arriba y abajo, 180°

2.- Empezamos preparando la base de galletas:

2.1.- Tritura las galletas con el objetivo de que acaben en migas. Si tienes una picadora de hielo es mano de santo para esto. Sino, puedes utilizar las manos, una bolsa con las galletas dentro a la que le das golpes, una cuchara… lo que sea, hasta que te queden todas hechas migas. Ponlas en el molde que vayas a usar para la tarta.

2.2- Pon la mantequilla en un vaso o en un bol pequeño y derrítela en el microondas (ojo: se derrite rápido, con 30-40 segundos tendrás suficiente y luego con una cucharita reparte el calor por toda la mantequilla para acabar de derritiéndola toda. Si intentas derretirla toda de golpe, hervirá.) Si no tienes microondas también puedes derretirla a fuego lento.

2.3.- Añade la mantequilla derretida a las migas de galletas y repártela por todas las migas para que quede bien repartida. Chafa con una cuchara las migas para que vayan cogiendo la forma de la base y queden bien presionadas (si no quedan bien presionadas puede que luego en el horno te empiecen a flotar 😉 ). Cuando tengas la base uniforme y presionada de galletas, introdúcela en el horno 5 minutos para que se endurezca y dore un poquito.

Cuando hayan pasado estos 5 minutos, retíralo del horno y déjalo reposar a temperatura ambiente.

Ahora a por el relleno 😉

3.- Corta el chocolate en pedazitos para tenerlo listo y ponlo en un bol grande.

4.- En un bol pequeño, bate los huevos. Así los tendrás ya batidos para cuando los necesitemos.

5.- En una cazuela mediana, pon la leche, los 12gr de mantequilla y la nata líquida. Llévalo a hervir, removiendo sin parar desde el centro, para que se integren bien todos los ingredientes mientras se calienta.

6.- Una vez la leche haya hervido y estén todos los ingredientes bien mezclados, retira del fuego y vierte la mezcla lentamente y con mimo en el bol que tiene los pedazitos de chocolate mientras vas removiendo a mano con unas varillas con mucho mimo para que no se hagan burbujas de aire, y del centro hacia afuera.

Sigue mezclando hasta que todo te quede bien repartido y mezclado.

7.- Añade ahora a la mezcla los huevos ya batidos y vuelve a mezclar de nuevo con mucho mimo hasta que te quede todo bien mezclado e integrado.

8.- Ahora, coge el molde con la base de galletas ya enfriada, y reparte las frambuesas encima de la base de galletas. Como haciendo una capa de frambuesas frescas encima de la base de galletas. Puedes aplastarlas con una cuchara si quieres.

9.- Una vez las frambuesas repartidas, añade el ganache de chocolate negro con cuidado.

10.- Lleva al horno y, aunque suene raro, apaga el horno ahora 🙂 Deja la tarta en el horno durante 20 minutos, con el horno apagado pero aun caliente. Ves verificando la cocción de la tarta: el centro debe estar ligeramente tremblante.

Deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez enfriado, llévalo a la nevera durante al menos 1 hora antes de servir.

Para servir, para los más golosos como yo, sugiero recubrir la tarta con mermelada de frambuesa o de frutos rojos por encima. Es el acabado perfecto a esta deliciosa tarta bombón.

Una vez enfriada, se puede congelar sin problemas, en porciones o entera. Luego, habrá que dejarla descongelar en la nevera. Se guarda en la nevera.

¡Feliz gozo, creador@s! Ya me diréis si os ha gustado 🙂

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s