Galletas integrales con avena, canela y chocolate… ¡con forma de corazón! :)

Estas galletas triumfan allá donde vayan. De gusto delicioso, son nutricionalmente sanísimas, ya que están hechas a base de harina integral y avena. Como complemento, llevan pedazitos de chocolate negro mínimo 74% cacao, que es el que más endorfinas para la felicidad nos da y aporta el sabor del chocolate sin hacerlo para nada empalagoso.

Son galletas para desayuno, para merienda o como un tentempié sano a llevar contigo allá donde estés, ya sea en la oficina o en el parque. Es la misma receta que os indiqué en este post, solo que después de hacer las bolas, con los dedos o bien con un molde en forma de corazón como en la foto, le damos, a todas las galletas, formas de corazón. Para recordar que hay que el amor es lo más bonito que hay en la vida y que darse dosis de amor nunca sobra 😉

Dificultad: fácil

Tiempo de elaboración: 40-50 min (sin contar el tiempo del horno)

Receta sin termomix

Ingredientes para unas 16 galletas de tamaño medio-grande con forma de corazón:

  • 1 huevo
  • 175gr de harina integral
  • 1 cucharada de levadura en polvo (se pueden comprar también los envases en los que venden sobres individuales -Royal, Hacendado…- y la medida es casi casi un sobre)
  • 100gr de azúcar moreno
  • 100gr de copos de avena (yo utilizo avena integral, pero podéis utilizar también avena no integral). Se venden ya en supermercados. Suelen estar junto a dietética y se suelen vender en bolsas de 500g.
  • 125gr de mantequilla
  • 1/2 cucharada de canela (tamaño: cuchara de café)
  • 1 cucharada de leche (tamaño: cuchara de sopa)
  • 50gr de chocolate… a mí me gusta bien amargo así que utilizo uno de 80% cacao puro y combina muy bien. Pero podéis hacerlas a vuestro gusto: en lugar de chocolate 80% cacao puro, podéis poner del 70%, menos o con leche. O bien, sin chocolate y en su lugar nueces: le darás más aporte energético a tus galletas.

Necesitarás…

Moldes con forma de corazón

Moldes con forma de corazón
  • Un bol pequeño donde poner la mantequilla a derretir
  • Un bol mediano (con el que desayunarías tus cereales con leche)
  • Un bol mediano-grande (para la mezcla final. Yo utilizo los bol de ensalada del Ikea, tienen el tamaño perfecto)
  • Papel de horno
  • Música chachi de fondo 🙂
  • Opcional: moldes con forma de corazón. Si no tienes, usaremos los dedos 🙂

La receta :):

1.- Enciende el horno a 175ºC (que caliente arriba y abajo) y saca sus bandejas fuera para que las puedas utilizar en frío (para poner las galletas cuando estén preparadas para ir al horno y que no te quemes ;) )

2.- Pon la mantequilla en un bol pequeño y caliéntala en el microondas no más de 30 segundos a máxima potencia. Sácala y mezcla la parte derretida con la no derretida hasta que quede toda fundida.

3.- En un bol mediano, pon el huevo, el azúcar, la cucharada de leche y la mantequilla. Bátelo todo hasta que te quede una mezcla homogénea.

Debe quedarte algo como en la imagen superior. Deja la mezcla de lado por ahora.

4.- En un bol mediano-grande, mezcla el resto de ingredientes: la harina, la cucharada de levadura, los copos de avena, la canela, y el complemento que hayas elegido (sean nueces -en tal caso, pártelas en 2 pedacitos para que no sea más grande la nuez que la galleta al final ;) -, sea chocolate -en tal caso, pártelos en trocitos pequeños con las manos mismas hasta que te queden trozos minúsculos, así se mezclará mejor con la galleta cuando la hagas y quedará más tipo “chips” de chocolate).

Que quede todo bien mezclado. Puedes mezclarlo con las manos mismas (si están limpias, claro…) o con una cuchara, lo que te sea a ti más cómodo.

Unir las dos mezclas

5.- Añade a esta mezcla que has hecho en el punto 4, la mezcla que has hecho en el punto 3 (el huevo, el azúcar, la leche y la mantequilla).

Aquí es importante que no te duermas: mezcla bien y rápido las dos mezclas para que quede una repartición homogénea de todos los ingredientes en toda la masa. Ten en cuenta que la mezcla del punto 3 es lo que permite que puedas hacer “bolas” o “formas” con la harina/avena. Por eso, si lo mezclas pero no remueves bien todo para que quede bien repartido, luego el gusto de las galletas no será muy bueno porque habrán trozos que no tendrán azúcar/huevo. Mejor que sobre, de remover bien, a que falte, en este casi último paso ;-) . Debe quedarte algo así:

Cómo debe quedar la mezcla de las dos masas

6.- Cuando ya lo tengas todo bien repartido, pon papel de horno en las bandejas de tu horno que previamente habrás sacado fuera, para no pringar las bandejas. Haz bolas con la mezcla que has hecho del tamaño que quieras: cuanto más grandes, más grande será tu galleta después. Mi recomendación es una bola tamaño de una albóndiga mediana. Yo las hago con las manos con la ayuda de una cuchara para coger la mezcla: con una cuchara cojo lo que cabe en en ella, y luego con la mano le hago a ese trozo una bola.

Ves poniendo las bolas en las bandejas del horno bastante separadas unas de las otras porque luego aplastarás las bolas (y una vez aplastadas, debe haber una distancia de 1cm entre ellas).

Bolas :)

Y ahora llegó la hora de darles forma de corazón 🙂

Si tienes moldes con forma de corazón, pon el molde de manera que la bola te quede dentro del molde. Ahora, con los dedos, chafa la bola hasta que haya cogido la forma del molde y asegúrate que queda toda la masa bien repartida y el corazón “plano”. Sigue la misma operación con todas las bolas hasta que tengas todos los corazones hechos 🙂

Si no tienes moldes con forma de corazón, chafa las bolas con los dedos o bien con la parte trasera de una cuchara que hayas humedecido con agua (si no está humedecida, la cuchara se te enganchará con la masa) y una vez chafadas, con los dedos dale la forma de corazón. Es fácil 🙂 Haz lo mismo con todas las bolas hasta que tengas todos los corazones hechos.

Chafar la bola y hacer forma de corazón con los dedos
Chafar la bola y hacer forma de corazón con los dedos
Listas para el horno
Listas para el horno

Y ahora, ¡al horno! 🙂 Necesitarán de unos 20 a 35 minutos según el horno. Como siempre, el tiempo del horno varía un poco según el horno de cada uno… En el caso de las galletas, debes estar atenta a partir de los 20 minutos para sacarlas en el punto que quieras: si las quieres más blanditas, con 20-25min te bastará. Si las quieres más crujientes, con 27-30min te bastará. Deberás ir probando en cada tanda de galletas que hagas hasta que des con el punto justo de tu horno y de tu paladar ;-)

Ten en cuenta que una vez las sacas del horno, las debes dejar reposar un rato a temperatura ambiente y en este punto se endurecen un poco, con lo que nunca te van a quedar tan blandas como te salgan del horno, sino que se acabarán de endurecer en el exterior. No mucho, pero hay que tenerlo en cuenta sobretodo si las quieres crujientes: ¡no esperes que sean crujientes en el horno! se acabarán de “crujir” fuera.

Ahora sí, una vez reposadas… (1h es suficiente), ¡DISFRUTARLAS! 🙂 Con muuuucho amor 😉

Galletas integrales avena choco negro

Felices galletas con forma de corazón 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s