Receta de una moussaka, versión sin horno :-)

Teníamos mono de moussaka. Pero se nos ha estropeado el horno. Así que hemos decidido hacer nuestra versión de moussaka pero sin horno. Aquí os paso la receta. Es bien sencilla y de sabor está de muerte, solo que la presentación en vez de ser tipo moussaka con láminas de berenjena sobre láminas de carne, mezclamos directamente todos los sabores en un mismo plato. La hemos hecho sin bechamel para que fuera más digestiva y poder saborear en su plenitud todos los ingredientes de este maravilloso plato. ¡Está de vicio!

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: aprox. 1 hora

Receta sin termomix y sin horno

Ingredientes para 4 personas:

  • 3 berenjenas de talla media
  • 400gr de carne picada de buey (si te apetece otro tipo de carne picada, o una mezcla de picados, ¡adelante!)
  • 2 botes pequeños o 1 grande de salsa de tomate napolitana (la utilizarás un montón, y más vale que te sobre a que te falte!)
  • 1 cebolla grande (si lloras demasiado a la hora de cortarlas, compra un paquete de cebolla ya cortada. Las venden en las secciones de congelados ;))
  • Una cucharadita y media de canela (talla de cuchara: de café)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Queso rallado para gratinar (el toque final, opcional ;-) )

Necesitarás…

  • 2 sartenes grandes
  • Una tapa para tapar 1 sartén grande
  • Una cuchara de madera

La receta :):

1.- Corta la berenjena en trozos con forma de triángulos de unos 2cm de grosor y 4 de largo.

2.- Una vez cortada, pon en una sartén a fuego bajo a calentar con una base de la salsa de tomate (la cantidad suficiente que te tape toda la base de la sartén) y una vez caliente la salsa añade las berenjenas y tapa la sartén con una tapa y deja que se hagan las berenjenas. Déjalos a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos.

3.- Mientras, corta la cebolla en juliana (en trozos muy pequeños) y una vez cortada llévala a sofreír en una sartén grande a fuego medio.

4.- Cuando la cebolla empiece a estar blandita, añade la carne picada, la canela, la sal y la pimienta. Mezcla todo muy bien y deja cocinar a fuego medio-bajo durante unos 8-10 minutos (hasta que veas que la carne está casi hecha).

5.- Cuando la carne ya esté casi hecha, añade a su sartén la mezcla de berenjenas con la salsa de tomate así como el resto de salsa de tomate que te quede (en total, gastarás un pote entero grande de salsa de tomate). Mezcla todo bien y deja calentar a fuego bajo (bajalo de medio a bajo) durante 15-20 minutos.

6.- Et voilà. Antes de apagar el fuego mira si las berenjenas y la carne están en el punto que tú deseas. Si es así, es la hora de servirlo en los platos. Te quedará genial si lo sirves en platos hondos o de estos con un agujero en medio a modo plato de sopa.

7.- Para finalizar, añade rápido queso rallado encima y es importante que sea rápido -solo a ver repartido la moussaka por los platos, para que el queso se funda con el calor del plato.

Para decorar, puedes añadir unas hojas de hierbas alrededor del plato. Sírvelo caliente y… ¡a sentir en el paladar esa exótica mezcla de sabores! 🙂

Resultado final: ¡a disfrutarlo!
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s