Receta de un delicioso pan integral con avena y semillas con un toque de miel

Siempre había querido probar de hacer pan en casa. El de las panaderías, si no es bueno, en seguida se seca y a mi criterio no tienen gusto. Me gustan los panes que son tiernos en su interior y que saben a algo, sea a ciruelas, a avena, a nuez, o al pan propio! En Alemania vayas donde vayas el pan tiene gusto y los hay de mil variedades… Aquí en España cuesta más, a la que quieres algo más allá del pan blanco o es caro o cuesta encontrarlo. Es una lástima que con la de químicos que cada vez más estamos comiendo, nos olvidames del sabor… Así pues, esta es una receta de un pan casero, integral, y con avena, para volver a aquellos años en que todo era natural y con un sabor pleno y auténtico. Necesita de tiempo, sí, pero sus ingredientes son todos ellos completos y el resultado es para chuparse los dedos. Prueba de untarlo con una buena mermelada de platano mientras bebes un zumo natural de mango… y verás qué rica combinación de sabores y qué desayuno o merienda más sana y energética te marcarás! 😉

Dificultad: fácil

Tiempo de elaboración: 15-20min + 1hora de dejar reposar la masa + 50 minutos en el horno

Receta sin termomix

Ingredientes para 1 unidad de pan:

  • 400 gr de harina integral
  • 240 ml de agua templada (es importante que sea templada)
  • 1 paquete de levadura fresca (a falta de levadura fresca, también puedes utilizar en su lugar un sobre de levadura química en polvo)
  • 20 gr de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 2 cucharaditas de sal (tamaño de la cuchara: cuchara de postre)
  • 60 gr de copos de avena
  • 60 gr de semillas que quieras (buen pueden ser de sésamo, como de girasol, como de calabaza… o si prefieres sólo de avena, en lugar de 60 gr de avena utiliza 100 gr de avena y guardate 20 gr más para decorar el pan por fuera)

Necesitarás…

  • Un bol mediano donde amasar la mezcla
  • Un medidor de agua donde pondrás la levadura
  • Papel de horno
  • Un trapo húmedo de cocina
  • Unas manos limpias con las que amasaras el pan y te encantará el tacto que tiene 🙂

La receta 🙂 :

1.- En el medidor de agua, añade 240 ml de agua templada y, una vez asegurado que el agua es templada, añade la levadura y remueve bien para que quede bien mezclado.

2.- En un bol mediano, pon la harina integral y haz un agujero en el centro (como en la foto). En este agujero, añade el agua con la levadura, la cucharada sopera de miel, las 2 cucharaditas de sal y los 20 gr de aceite de oliva. Remueve bien y amasa con las manos hasta que te quede todo bien repartido y homogéneo. Cuando creas que está: sigue amasando un par de minutitos más (nunca estará de más :p).

3.- Cuando ya esté la masa bien repartida y amasada, añádele la avena y las semillas (si es que le añades semillas) y vuelve a amasar la masa con las manos hasta que quede todo bien repartido.

4.- Pon la masa en un molde o plato (donde luego lo vayas a poner en el horno), y haz con la masa la forma que quieras. Aquí puedes elegir el grosor que quieres que tenga tu pan y el ancho: tú mima, lo que tú quieras. Yo lo hice como en la foto que ves aquí al lado:

Y una vez hecha la forma, cubre el molde o plato con un trapo húmedo de cocina, y deja reposar así la masa durante 1 hora (mínimo, no pasa nada si la dejas más) y mejor si es cerca de algo caliente (por ejemplo, en invierno yo lo pongo cerca de la calefacción, en verano cerca de la ventana donde le da el sol, etc).

5.- Una vez ha reposado, enciende el horno a 190 grados, calor arriba y abajo. Mientras el horno se calienta, añade a la cobertura del pan un poquito de leche y “pinta” la cobertura con la leche para que quede bien repartido. Luego, añade unas cuantas semillas o copos de avena a modo de decoración y ya verás que bien queda después ;).

6.- Una vez el horno está caliente, añade el pan (sin el paño húmedo, por supuesto) y deja que se haga 10 minutos. Pasados estos 10 minutos, cubre el pan con papel de aluminio y déjalo 40 minutos más. Como siempre, dependerá del horno, puede que te lleve unos 10 o 15 minutos más. Pasados estos 50 minutos en total desde que lo metes en el horno por primera vez, empieza a estate atenta. Para saber si está listo: con un tenedor debe estar esponjoso por dentro (no demasiado, lo justo) y por la parte de arriba / abajo ligeramente tostadito.

Pasado este tiempo ya tendrás tu pan integral con avena y semillas listo para consumir 🙂

Pan integral con avena y semillas, ¡recién salido del horno!

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. juana maria dice:

    Amiga con respecto a la levadura, el paquete cuanto es lo que pesa? en gramos, aquí en PERU el paquete pesa 450 gramos.

    1. Mccita dice:

      Uala que diferentes! En España cada sobre individual de levadura pesa unos 11g 🙂

  2. miguel dice:

    Me quedò muy rico, gracias

    1. Mccita dice:

      Genial! Gracias por compartirlo Miguel!!

  3. Jazmin dice:

    Hola !! La receta está genial, sólo que después de dejarlo leudar, deberias amasar aunque sea sólo un poco, para quitarle el aire y así, quedará más esponjoso 🙂

    1. Mccita dice:

      Ooooh que bien gracias Jazmin!!

  4. julia dice:

    cuantos gramos de levadura uso???

    1. Mccita dice:

      Unos 15-20gr. En los supermercados suelen vender levadura en bolsas individuales. Utiliza la bolsa individual entera 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s