Receta: Tarta de 3 chocolates ¿Te resistes? ;)

Esta receta me la enseñó por primera vez una buena amiga cuando por sorpresa me la elaboró por mi cumpleaños. ¡Está buenísima!. Ella la hizo con Termomix y años después, me he animado a probarla a hacer yo por el método tradicional ya que yo no tengo termomix, y este es el resultado 🙂 Aunque parezca muy complicada de hacer y de las que “parece de profesional”, os aseguro que las apariencias engañan y es bien fácil de hacer, ¡ni necesita horno! Animaros ;): Tanto si te gusta el chocolate amargo, como el dulce, esta tarta gusta a todos los que son amantes del chocolate.

Tiempo de elaboración: aprox. 1 hora

Dificultad: Fácil

Receta sin termomix y sin horno. Ideal para cumpleaños.

Ingredientes para 8 personas:

  • 150g de chocolate negro (os quedará mejor si utilizáis un chocolate con mínimo un de 75% de cacao)
  • 150g de chocolate con leche
  • 150g de chocolate blanco
  • 1 Litro de nata líquida 35% materia grasa
  • 500 ml de leche entera
  • 3 sobres de cuajada (yo utilizo los de Royal)
  • 125 g de azúcar blanco
  • 1 paquete de galletas Digestive (es importante que sean Digestive y no de las que son tío María para que la base de galletas te quede bien y no se “desmonte” fácilmente). Dentro de las Digestive, puedes elegir las que quieras, ahora las hay con Naranja, son Soja… o las tradicionales de toda la vida 🙂
  • 80 g de mantequilla

Necesitarás…

  • Un molde de unos 25cm de diámetro (no hace falta que sea apto para horno)
  • Una olla (pequeña-mediana va bien)
  • Un bol pequeño donde derretir la mantequilla
  • Un bol grande (para poner la mezcla de leche/nata)
  • Un vaso medidor
  • Si tienes una espátula de silicona te vendrá fenomenal para retirar los restos de chocolate que queden en la olla
  • Picadora de hielo para triturar las galletas (si no tienes, usa una bolsa o un trapo)

La receta 🙂 :

1.- Empezamos, como siempre, por la base de las galletas:

Base galletas “aplastada”
  1. Trocea las galletas en varios trozos y ponlos a triturar en la picadora para hacer las galletas migas. En defecto de trituradora, puedes triturarlas con las manos o bien ponerlas en una bolsa o cogidas en un trapo con un nudo al final para que no se salgan y darle golpes contra la mesa hasta que se hagan migas 😉
  2. Pon las migas en la base del molde.
  3. Pon a derretir la mantequilla al microondas no más de 40 segundos y lo que te quede por derretir, derrítelo tú mezclando con una cucharita lo caliente con lo menos caliente de la mantequilla hasta que te quede toda líquida.
  4. Vierte la mantequilla derretida en la base del molde con las galletas y mezcla bien ambos ingredientes hasta que la mantequilla esté bien repartida. Aplasta con la parte de atrás de una cuchara o bien con los dedos hasta que te quede una base compacta como en la foto.
  5. Lleva el molde a la nevera para que la base de galletas se enfríe (lo que la hará endurecer)

2.- Continuamos con el relleno:

  1. Primero, en un bol pon la nata y la leche y mézclalos bien. Esta mezcla te servirá como base para hacer todas las capas.
  2. Elaboración 1ª capa 🙂

    Ahora vamos a preparar la capa de chocolate blanco: De la mezcla del bol anterior (nata y leche), separa 500 ml (utiliza un vaso medidor y quédate con 500 ml) y ponlos en una cazuela. Añade a esta cazuela el chocolate blanco partido en trozitos y un sobre de cuajada. Lleva la cazuela al fuego (a fuego medio) y remueve sin parar hasta que hierva. Una vez haya hervido…

… echa la mezcla sobre la base de galletas procurando que te quede bien repartida y tapando toda la base de galletas.  No has de esperar mientras esté hirviendo, una vez veas que hierve, ya lo puedes retirar.

Haciendo la primera capa de chocolate blanco

3.- Ahora vamos a por la capa de chocolate con leche: Básicamente hay que hacer lo mismo que antes pero ahora añadiéndole azúcar: Separa 500ml de la mezcla que tienes hecha de nata y leche y ponla en una cazuela. Agrega a esta cazuela el chocolate con leche partido en trozitos, un sobre de cuajada, y 50 gr de azúcar. Ponla a fuego medio y remueve bien.

Rallar la capa en la parte superior, delicadamente, antes de añadir la nueva

Antes de que empiece a hervir, aprovecha y coje un tenedor para rallar la superfície de la capa de chocolate blanco que has hecho justo antes: así cuando añadas la siguiente capa no se mezclarán. Ojo: debe ser una ralladura muy suave, con muy poca presión, para no romper la capa: sólo la superfície se debe ver rallada.

Remueve bien la mezcla que tienes en el fuego con el chocolate con leche y cuando se ponga a hervir, viértela sobre la capa de chocolate blanco de manera que caiga sobre una cuchara puesta del revés en lugar de caer directamente sobre la capa de chocolate blanco para que la nueva capa no se mezcle con la primera.

Ahora, no muevas la tarta de lugar. Es importante que desde ahora ya se quede en su sitio y no intentes mover la tarta. Para que no se desmonte todo 😉

tarta de 3 chocolates

tarta de 3 chocolates
Con la segunda capa de chocolate con leche. ¡Ya solo nos queda una capa! 🙂
Capa de chocolate negro

4.- Por último, la capa de chocolate negro: Coge la mezcla de nata y leche que te queda (te deben quedar 500ml 😉 ), ponla en una cazuela, añádele el chocolate negro hecho en trozos, un sobre de cuajada, y 75 gr de azúcar. Pon esta cazuela en el fuego a fuego medio removiendo bien hasta que hierva.

Antes de que hierva, recuerda que debes rallar, como hiciste con la superfície de la capa de chocolate blanco, la superfície de la capa de chocolate con leche para que cuando viertas esta última no se mezcle con la anterior. Es importante que ralles con suavidad sin apretar para no “pinchar” la capa. Cuando ya la tengas rallada, vuelve a la cazuela que tienes en el fuego, remueve bien y hasta que hierva.

Última capa: ¡hecho! 😉

Cuando empiece a hervir, ya está lista para echarla sobre la tarta: vierte esta última mezcla con el chocolate negro sobre una cuchara sopera del revés que a su vez caiga en la tarta, sobre la capa rallada de chocolate con leche. Procura que esta última capa quede bien repartida y tapando bien la capa inferior. No muevas la tarta.

¡La elaboración ya está! No ha sido tan difícil, ¿verdad? 😉

tarta de 3 chocolates

Ahora debes dejar la tarta donde está, sin moverla, para que no se desmote y debes dejarla unas horas hasta que cuaje. Pasadas unas 2h, métela en la nevera durante mínimo 24h de reposo para que se acabe de enfriar.

Pasadas esas 24h… ¡Lista para comer! Espero que la disfrutéis 🙂

Tarta de 3 chocolates

PD: Si os apetece, podéis añadirle un par de hojas de menta o bien un par de fresas, o bien ambos, en la superfíce: le dará contraste de color. Yo le añadí unas mini bolitas que venden de chocolate blanco, con leche y negro haciendo unas formas graciosas con ellas (un smiley, un arco iris… lo que se te ocurra) y queda divertida, ¡más si es para cumpleaños! Para una segunda ocasión, le añadí fideos de colores de chocolate y también queda estupenda 🙂 Ideal para tartas de cumpleaños para niños 🙂

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s